Comunicado institucional de la Federación Española de Clubes de Harley Riders

La Federación Española de Clubes de Harley Riders agrupa a distintos clubes y asociaciones, todos ellos entidades independientes, de iniciativa privada, compuestos y gestionados por propietarios usuarios de motos Harley Davidson. Ninguno tiene dependencia del fabricante, ni de ninguno de sus representantes ni concesionarios ni de ninguna otra entidad pública ni privada.

Para pertenecer a la Federación Española de Clubes de Harley Riders basta con contactar con cualquier club federado y presentarse en la siguiente asamblea anual o President Meeting entregando la documentación pertinente que acredite el cumplimiento de los requisitos básicos exigidos.

Es práctica habitual entre los clubes HDC de nueva creación que pretenden integrarse en la Federación, que desde antes de su creación sus fundadores mantengan contactos con representantes de la Federación Española o de sus clubes y acepten su asesoramiento durante todo el proceso de fundación, inscripción y puesta en marcha.

Cualquier ciudadano, reuniendo el número exigido de firmantes y asumiendo unos estatutos conformes a la ley de asociaciones, puede crear un club o una asociación, sea HDC o de otro tipo, con sólo seguir los pasos que exige la administración.

 

Si bien esto es así y, hecho así, la existencia de ese club es legal e indiscutible, no es menos cierto que la tradición, el camino ya construido durante más de veinte años, la credibilidad, la respetabilidad y el prestigio ganados a pulso hacen que los clubes de la Federación Española de Clubes de Harley Riders no puedan ver con buenos ojos la proliferación de clubes HDC que se está produciendo últimamente sin más conocimiento ni reconocimiento por parte de la Federación.

Esto sólo puede conducir a la confusión del mundo biker y del público en general y a una pérdida irremediable de respeto y valoración hacia los clubes HDC. La gente terminará sin tener claro que es un HDC y cuáles son sus propósitos y prácticas a la vista de supuestos HDC compuestos por motos de cualquier marca, miembros no comprometidos con unos estatutos y normas de comportamiento ni reglamentos.

Grupos impulsados, dependiendo de cada caso, por afanes exhibicionistas, pasarlo bien sin más, comer para montar en moto y montar en moto para comer y tantos otros desvaríos. Clubes, en ciertos casos, escindidos y en peores casos enfrentados con otros clubes ya existentes.

Se trata de un panorama que no beneficia a nadie, ni a los clubes de la Federación Española de Clubes de Harley Riders, ni a los otros HDC veteranos no pertenecientes a la Federación, ni a estos propios clubes creados a espaldas de o en oposición a alguno/s de la Federación.

 

En definitiva y por los motivos expuestos ésta FE HARLEY RIDERS hace público mediante éste comunicado su repulsa y su no conformidad con ese tipo de clubes HDC y se reitera a disposición de todo colectivo de motoristas Harley, grande o pequeño, para apoyarlos, acompañarlos y asesorarlos en la creación y puesta en marcha de clubes HDC reconocidos y reconocibles.

 

Federación Española de Clubes de Harley Riders